Administrar

NUEVOS CONTENEDORES DE BASURA DE BARCELONA

kokon | 15 Febrero, 2010 20:53

LOS NUEVOS CONTENEDORES DE  BASURA DE BARCELONA.

  

Debo reconocer que el tiempo pasa inexorablemente. No, no me lo indica los años que cumplo, ni los pelos cada vez más encanecidos, no, me lo indica las veces que he visto cambiar los contenedores  para basura de Barcelona. Ya llevo unos cuantos. Y como el tiempo pasa y es traidor con nuestras neuronas, pues pasa lo que pasa: el otro día me ví ante tres  lustrosos contenedores del ensanche con dos bolsas de basura en las manos, me quede estupefacto, paralizado frente a los contenedores atacado de una fuerte indecisión, no sabía donde iba que y cada cosa. Sin exagerar, estuve como cuatro o cinco minutos dudando e intentando entender lo que me decía la señalética de esos nuevos artefactos. Cuando levante la mirada, en la acera de enfrente, un grupito de personas, entre  tres o cuatro se estaban partiendo de la risa con mi cara de cateto.

  

Los que hayan visto la serie “Los Soprano” sabrán que eso de la “gestión de residuos” tiene varias aspectos y algunos no muy amables.  Esos cambios tan frecuentes de sistema de recogida me ponen la mosca tras la oreja pues supone un gasto impresionante, porque supongo, aunque no soy un experto, que también deben cambiarse los camiones de recogida y eso ya es más que 23.000 nuevos contenedores de plástico. Hay cosas en la ciudad que “mosquean”. Toda la vida he visto hacer obras en la entrada a Barcelona por Castelldefels y si digo toda la vida es toda la vida y nadie ha dicho nada, mientras todo el mundo sospecha algo.

 Ahora con mi triste experiencia de ser en decadencia que no se entera de nada, he pasado a engrosar el número de analfabetos funcionales, que así se llama a las personas que no saben coger un billete de metro en una máquina, sacar dinero del cajero automático o pagar el parking del aeropuerto. Ahora yo, con mi cara de tonto, he pasado a engrosar tan triste estadística de los analfabetos eco-residuales.

 

Pero, ¡que caray! No me resigno y quiero apelar a los expertos en señalética que es una disciplina del diseño gráfico que marca las pautas para una buena comunicación , para encontrar la manera más eficaz de dar indicaciones u ordenes, para que analicen si esos nuevos contenedores son claros u oscuros. Porque no me resigno a ser el único imbécil de mi barrio. Ahora que todo se rotula se debe ser muy exigente. Queremos señalarlo todo. El otro día iba con mi moto y llovía a cántaros, y los moteros ya saben a que me refiero, pues bien al torcer una calle me encontré un letrero luminoso del ayuntamiento que decía acompañándolo de un dibujo : ¡Peligro Lluvia!  Ni tanto ni tan calvo. Pasamos de la puta a la ramoneta. Perdón por la expresión que para prohibirla  tendría que acompañarse con un letrero luminoso de unos labios rojos con el dedo índice sobre ellos y un sonoro chsssssstt.

En un provisional análisis de la señalética de esos contenedores, yo diría que una manzana comida por los dos lados, un tapón de corcho y una imagen de flor marchita no me parecen indicadores  claros de residuos orgánicos. Lo del pañal y las maderas lo entiendo. Pero, hasta cierto punto, porque como analfabeto que soy ,puedo pensar, que madera, corcho y planta puedan ir juntos y ya está armada.

En otro, sin señal de prohibición alguna porque que va a pensar la gente, se nos dice que R , R  rechaza todo lo que no se recicla: ¡cómo si hubiera algo que no se reciclara! Y vuelve la duda. Bueno y así más y más. Lo malo de todo esto es que acabarán empapelando a los delincuentes ecosociales que se equivoquen de contenedor y punto pelota.

     

comentarios

  1. Cuidado con la tapa!

    Hoy, al tirar una bolsa de basura en el contenedor gris, la tapa se levanta tan poco y cae tan bruscamente, lo que es habitual, que me ha golpeado la mano haciéndome un corte con el borde de la chapa que sujeta la pestaña de goma.
    Si este mecanismo de cierre es igual en todos los contenedores, el Ayuntamiento
    se va a ver colapsado de denuncias.

    Francisco | 18/11/2010, 20:12
  2. Contenedores

    Sí, estos contenedores son estéticamente muy bonitos, pero poco útiles, en realidad. El contenido se saca fácilmente, así que los alrededores ya están siempre llenos de porquería por la accesibilidad de la famosa palanca que han añadido. En realidad, cabe una persona dentro. Por no hablar de la tapa, que como te descuides, te puede dar en la boca. Fatal.

    Alex López | 17/03/2010, 12:46
Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS