Administrar

VITI LUCAS: EL ATENTO OBSERVADOR

kokon | 03 Marzo, 2009 11:07

  

No es  habitual que un yerno tenga amistad con su suegro. El yerno es el rival, el extraño que irrumpe en el hogar y rapta a la preferida de papá y sin embargo siempre me encontré con él como si fuera un  amigo de siempre , con él me sentía como con un colega de pandilla. Viti ha muerto de repente en una acera de Oviedo. Sé que en sus paseos le gustaba mirar a las personas, a las cosas y muy a menudo fijarse en el suelo mientras paseaba.

Ahora viendo sus gafas de cristales tornasolados rotas por la montura en la mesa de su despacho, recuerdo sus cualidades como atento observador de la vida. Una vez, en una de nuestras visitas de invierno, se levanto de su sillón en el jardín soleado, cogió una pequeña “regadorina” de plástico , la llenó de agua y nos dijo a María y a mi  que lo acompañáramos a dar un paseo por  la playa de Ribadesella. Sin dudarlo fuimos tras él, en extraña procesión. Caminamos un rato y al llegar a un punto del paseo embaldosado, se detuvo y empezó a mojar el pavimento como si se tratara de una liturgia laica, la regadora se convirtió en el hisopo usado en las iglesias para  esparcir  agua bendita, y tal como mandan los ritos  en algunas bendiciones solemnes asistimos a la magia de una aparición. Una vez mojado el pavimento aparecieron ante nosotros formas maravillosas, misterios de la naturaleza, complejas formas espirales que me hicieron pensar de inmediato que estábamos ante el descubrimiento de un antiguo enigma .Con el agua aparecieron muchas formas y  yo me sentía como aquellos adolescentes del Doctor Faustus de Thomas Mann cuando escribió que el padre Leverkuhn  les mostraba  todo tipo de formas  con el fin de  inculcar en los jóvenes adolescentes el misterio de la naturaleza y que quería que estas se contemplasen con recogido fervor, con el fervor misterioso del que considera como un enigma  la escritura indescifrable en las conchas de ciertos moluscos, por medio de su gran lupa cuadrada.

  

    Viti dio ejemplo de una voluntad de conocer, sin estridencias, de un modo amable y divertido, le interesaba tanto la ciencia como la literatura, pero no quería trascender  el descubrimiento que nos mostraba, ni tampoco sus opiniones y como era habitual con él , acabamos tomando unos vinos ,echando unas risas y despotricando contra los constructores del paseo que no habían reparado en el maravilloso hallazgo. Gracias por tu amistad y cariño.

FIN Y PRINCIPIO.  25.2.2009.

 

comentarios

Aadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS