Administrar

RAIMOND VAYREDA EN EL PISO DE OCAÑA

kokon | 31 Marzo, 2008 16:54

   SETBA.Zona d árt. hasta 15 de Mayo

                                                                        Plaça Reial,10, 1º 2ª      

 

 

Llamarse Vayreda en Catalunya es sinónimo de pintura. Ya he dicho en otras ocasiones que Kokon respeta la tradición y propone modernidad. Por eso me impresiona ese apellido que huele a trementina y pigmento desde el siglo XIX. Uno de los Vayreda, Marià Vayreda que era pintor y escritor publicó en 1891 “El Roure dels Penjats”. (El roble de los colgados) y su hermano Joaquim, pintó la naturaleza tan emotivamente que fundó la llamada escuela de paisajistas de Olot. Los árboles y las arboledas están tan imbricados en el hacer de la familia que incluso el más joven de la saga: Raymond continúa buscando los misterios que subyacen tras la corteza de un árbol, en su tronco, ramificaciones, hojas o raíces. De esa curiosidad ancestral por  la naturaleza, Raymond ha sabido crear una morfología contemporánea, un vocabulario visual de formas y colores alusivos a los mismos árboles que otro Vayreda pudiera pintar hace ciento cincuenta años. Una savia invisible une generaciones y ha convertido el árbol en un tótem familiar.

El tótem por excelencia es el árbol en casi todas las culturas y por reducción podría decir que en la saga de los Vayreda se convierte casi en objeto de culto. El árbol es el depósito de las almas de ese apellido y se convierte en  un referente mágico, casi religioso. Sobre este aspecto sabe mucho otro Raimon , mi amigo Raimon Arola quien ha escrito un libro fantástico sobre este tema  que se llama L’arbre, l’home i el temple (Barcelona, 1985). El árbol, el hombre y el templo son según la tradición manifestada por Rene Guenón en “Símbolos fundamentales de la ciencia sagrada” un aspecto importante del simbolismo axial: el árbol del mundo, el eje del mundo, la cruz del mundo. 

 Raymond Vayreda refuerza esa noción de “axis mundi” al poner como aspecto fundamental de la exposición sus totems arbóreos en los que la nogalina resplandece como metáfora, como si esos árboles estuvieran pintados con su propia sangre.

  

Dos Vayredas      XIX              XXI

comentarios

  1. borregos

    mañana mas

    ramon | 04/05/2011, 20:51
Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS